13 diciembre 2008

te odio

Me parece genial que al final de marzo del año que viene toque la doncella de hierro y nos estrujemos con desconocidos para vitorear un himno todos juntos y con el peor inglés del mundo: corre a las colinas, corre por tu vida.

Lo que no me parece nada genial es que marzo nos encontrará sin preservativos y sin anticonceptivos gratis en los hospitales de la ciudad. Parece que nuestro gobernador no quizo incluir en el presupuesto de la ciudad al plan nacional de anticoncepción elaborado por el ministerio de salud (bueh, copy/paste de la OMS, ¿pero qué importa?)
Más allá de las nefasteces de este gobierno, me pregunto, con un total desconocimiento y una ingenuidad molesta, ¿hasta dónde llega la autonomía provincial para poder excluir algo formulado por el gobierno de la nación? Y si los hospitales no proveen medios de prevención, ¿Entonces quién?. ¿Es tan difícil leer la constitución nacional antes de acceder a un cargo público, en vez de usarla cómo papel higiénico?
Entiendo que la administración nacional de pérdidas, es su función. Hasta el neoliberal más estúpido lo sabe, ya que leyó a Adam Smith.

Lo que todavía no me cierra, es que los lobbystas de los laboratorios todavía no hayan pegado el grito en el cielo. Perder un contrato millonario con el gobierno debería enojarlos mucho. Entonces entiendo que podrá ser un hijo de puta, pero Mauricio no es ningún pelotudo y algo se habrá pactado con los laboratorios. La pregunta fundamental es ¿qué?. si sigo pagando impuestos y siguen aumentando y no van a hospitales, ni escuelas...¿A dónde van? y ¿qué carajo nos van a meter en la sangre cuando vayamos a un hospital? Espero, Ansío, sueño, que el infeliz no haya hecho algún arreglo para que quienes se atiendan en hospitales públicos no sean tratados cómo conejillos de indias o peor aún, no sean tratados y punto.


VA A ESTAR BUENO BUENOS AIRES...CUANDO EL NEFASTO SEA COLGADO EN PLAZA DE MAYO.

3 comentarios:

Ale dijo...

che, pero está afaltando toda la ciudad (cuak!)

Ezequiel dijo...

Si usas anticonceptivos de cualquier tipo, vas y los compras, Seguramente uno le tenga mas confianza a los que compra uno que a los que regalan.
Con lo que cuesta una cajita de 3 forros se compran 2 bordolinos. Y se tiene un pueblo mas feliz y agradecido. Que no va a morder la mano del que le dio de comer el chori y el vino.
LAs campañas de propaganda del preservativo, son todas chongas como Triqui, Triki, bang bang. Apunta a un nicho que no le va a dar pelota.
Para los hospitales, ya somos conejillos de indias, conozco gente con hiv, que anteriormente se a tratado en hospitales, y cuando pudo conseguir una obra social zafó de cosas terribles que pasan en los hospitales. Una de estas personas sobre la que te cuento, tuvo una reacción extraña a un nuevo medicamento, aprobado aca, pero no en EEUU. Su medico pidio permiso para llevar la muestra al Tio Sam. Cuando esta, no acepto, dijeron que no la tratarian mas. Luego no quedo otra que aceptar.

Café (con tostadas) dijo...

Mariann, perdoname, pero sinceramente

ES MAURICIO! qué esperaban?

El cuarentipico % pidió que manejen "la ciudad como una empresa porque el gobierno debería ser eso" y bueno, ahí están los resultados.

De todos modos, taaaampoco voy a salir a defender a la Nación. Te aclaro que cada uno de esos programas tienen un negocio de fondo y no están en condiciones de hacerle frente en los hechos a las ideas que propone.

Ésto es el neoliberalismo... no nos gusta? a cambiar el mundo, carajo!